Miércoles, 03 Junio 2020

Frontball, ¿reinvención o pérdida de la esencia de la pelota?

La Federación promueve esta nueva modalidad con el objetivo de llegar a un mayor número de personas.

 

La situación actual de la pelota vasca es, cuanto menos, curiosa. En los últimos años se ha experimentado un importante repunte en el número de participantes que se suman a esta disciplina deportiva. Este aumento se ha experimentado sobre todo en el ámbito femenino, en donde, a pesar de la invisibilidad de la mujer en este deporte, el número de pelotaris ha crecido de manera exponencial en las últimas temporadas. Un ejemplo de ello lo podemos ver en Emakume Master Cup Caja Laboral, en cuya edición de este año se han inscrito un total de 110 pelotaris en la modalidad de parejas. Esta cifra contrasta enormemente con las 10 parejas que participaron en la primera edición del torneo en 2015, conocido por aquel entonces como Emakume Cup. Otro dato que llama la atención es el rango de edad de las participantes, que va desde la adolescencia hasta los 68 años de Reyes Azkoitia, lo que vendría a demostrar que la pelota vasca es una disciplina viva que también consigue enganchar a los más jóvenes.

 

Íntimamente ligado con esta última idea destaca el hecho de que la pelota se ha extendido desde el norte peninsular a otras regiones del país. En Cataluña, por ejemplo, el Ayuntamiento de la ciudad de Barcelona, en colaboración con la Generalitat, puso en marcha este curso escolar el programa “L’escola fa esport a la ciutat” por el cual la pelota vasca ha pasado a ser una “materia” más de estudio en las aulas catalanas. Esta no es la primera vez que la Ciudad Condal se convierte en escaparate de la pelota, ya el pasado mes de octubre acogió el Campeonato del Mundo de pelota en el que participaron pelotaris de 14 países diferentes, en su gran mayoría de América Latina.

 

No obstante, estos datos, que podrían ser entendidos como un buen síntoma del momento que vive la pelota vasca en la actualidad, contrastan con la situación real de la disciplina. De esta forma, a pesar de su larga historia, que se remonta al siglo XII con las primeras manifestaciones en Francia del Jeu de Paume, y al éxito que vivió durante el siglo pasado, la pelota vasca es a día de hoy un deporte minoritario. No puede hacerle frente a disciplinas como el fútbol, el baloncesto o el tenis, y los principales portales de noticias deportivas tan solo suelen hacerse eco de la actualidad que hace referencia a competiciones de carácter internacional.

 

Es por ello por lo que desde la Federación Española de Pelota se apuesta por la reinvención del deporte con el objetivo de aumentar su visibilidad en el país y favorecer su práctica por todos los rincones de la geografía española, y también en el extranjero. Siguiendo las palabras de Julián García Angulo, presidente de la Federación, en una entrevista que concedió recientemente al diario As, el problema actual de la pelota es la gran variedad de modalidades que existen. Las 15 variantes de pelota que se practican en la actualidad con sus cuatro tipos de instalaciones diferentes suponen, en palabras de García Angulo, un hándicap para la práctica de este deporte, principalmente porque son muy pocas las localidades fuera del norte que cuentan con frontones de 54, 36 y 30 metros. Es por ello por lo que la Federación ha decido poner en marcha una nueva variedad conocida como Frontball, que podría resumirse como la versión urbana de la pelota vasca. Básicamente consiste en jugar con una pelota más blanda que se golpea directamente con la mano hacia un muro. El terreno de juego se marcaría con una tiza por lo que no sería necesaria la existencia de frontones sino que con un muro y un terreno plano bastaría para poder jugar. Según la Federación, esta nueva modalidad permitiría democratizar el deporte y llevarlo a lugares en donde en la actualidad no puede practicarse por falta de instalaciones adecuadas para ello. Además, García Angulo afirma que se trata de una práctica muy intuitiva que puede ser practicada tanto por hombres como mujeres, por lo que ayudaría a aumentar la visibilidad de las pelotaris.

 

Fuente: Youtube

 

La apuesta de la Federación por esta nueva modalidad, en la que se lleva trabajando desde hace un par de años, se materializó el pasado 2018 en acciones concretas. Así, en los pasados Juegos de la Juventud de Buenos Aires el Frontball contó con dos muros de demostración. Además, también se han desarrollado unidades didácticas para implementar la modalidad en las escuelas, una medida que cuenta con el apoyo de la Federación Internacional de Pelota Vasca.

 

Por otra parte, también destaca el acuerdo con PlayStation. El gigante del entretenimiento virtual se ha sumado al proyecto y podría estar desarrollando un videojuego con el Frontball como protagonista a través del programa “PlayStation Talents”, destinado a apoyar y potenciar a desarrolladores independientes.

 

Con todas estas medidas se busca una reinvención de la pelota, aunando tradición y tecnología, aunque son muchos los que ven en estas maniobras una pérdida de la esencia de la disciplina. El tiempo dirá si el Frontball ha llegado para ayudar a visibilizar la pelota entre los más jóvenes o para sustituirla.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portal de noticias de pelota mano.
Cartelera, resultados, campeonatos,
ferias, partidos... toda la actualidad
del mundo de la pelota vasca.

Contacto